Mantenimiento y precaucion de los cerramientos



- MANUAL DE MANTENIMIENTO -

 PRECAUCIONES

 Para la limpieza de superficies poco sucias se empleará agua clara y se secará con un trapo suave

Y absorbente. En superficies sucias se usará algún detergente o limpiador totalmente neutro ! ojo !,

Se enjuagará con abundante agua clara y se secará con un trapo suave y absorbente.

 

En superficies muy sucias se emplearán productos recomendados por el método anterior,

Aplicándolos con una esponja de nylon.

 

Se debe evitar la limpieza de las superficies calientes o soleadas, sobre todo para los lacados.

 

Los disolventes no deben ser aplicados en superficies lacadas.

 

PRESCRIPCIONES

 

Si se observara la rotura o pérdida de estanqueidad de los perfiles, deberá avisarse a un técnico

Competente.

 

PROHIBICIONES

 

No se apoyarán sobre la carpintería pescantes de sujeción de andamios, poleas para elevar cargas

O muebles, mecanismos para limpieza exterior u otros objetos que puedan dañarla.

 

No se modificará la carpintería ni se colocarán acondicionadores de aire sujetos a la misma sin la

Autorización previa de un técnico competente.

 

MANTENIMIENTO

 

POR EL USUARIO

 

Comprobación del correcto funcionamiento de los mecanismos de cierre y de maniobra.

 

En caso necesario, se engrasarán con aceite adecuado o se desmontarán por un técnico

Competente para su correcto mantenimiento.

 

Inspección para detectar pérdida de estanqueidad de los perfiles, roturas, deterioro o

Desprendimiento de la pintura, en su caso.

 

En caso de perfiles prelavados, la reparación o reposición del revestimiento deberá consultarse a

Un especialista.

 

Limpieza de la suciedad debida a la contaminación y al polvo mediante agua con detergente no

Alcalino, aplicándolo con un trapo suave o una esponja que no raye; deberá enjuagarse con agua

Abundante y secar con un paño.

 

En cualquier caso, debe evitarse el empleo de abrasivos, disolventes, acetona, alcohol u otros

Productos susceptibles de atacar la carpintería.

 

En el caso de hojas correderas, debe cuidarse regularmente la limpieza de los raíles

 

 

POR EL PROFESIONAL CUALIFICADO

 

Cada seis meses se comprobará el funcionamiento de cierres automáticos, retenedores

Magnéticos, mecanismos inclinados, motores hidráulicos, etc.

 

Cada seis meses se limpiarán las carpinterías expuestas a las lluvias, en las zonas urbanas,

Industriales o marinas.

 

Una o dos veces al año se limpiará las carpinterías regularmente lavadas por las aguas de lluvia

En las zonas rurales o urbanas poco pobladas, cuando el medio ambiente no conlleva elementos

Agresivos.

 

En las zonas no expuestas a la lluvia se limpiarán más frecuentemente.

 

Cada año se engrasarán los herrajes.

 

Cada tres años, o antes si se apreciara falta de estanqueidad, roturas o mal funcionamiento, se

Inspeccionará la carpintería y se repararán los defectos que puedan aparecer en ella o en sus

Mecanismos de cierre y maniobra.

 

Cada cinco años se revisará la masilla, burletes y perfiles de sellado con material para sellado.

 

Cada diez años se inspeccionará el anclaje de los marcos de las puertas a las paredes.

 

Cada diez años se renovará el sellado de los marcos con la fachada.

 

Reparación de los elementos de cierre y sujeción.

 

En caso de rotura o pérdida de estanqueidad de los perfiles, deberán reintegrarse las condiciones

Iniciales o proceder a la sustitución de los elementos afectados, con reposición del lacado, en su

Caso.

 -Si tienes alguna duda llamanos